Warning: include(Scripts/user_agent.php) [function.include]: failed to open stream: No such file or directory in /nfs/c03/h07/mnt/80826/domains/trabajarconlosangeles.com/html/como-trabajar-con-los-angeles/arcangel-rafael.html on line 2

Warning: include() [function.include]: Failed opening 'Scripts/user_agent.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php-5.3.29/share/pear') in /nfs/c03/h07/mnt/80826/domains/trabajarconlosangeles.com/html/como-trabajar-con-los-angeles/arcangel-rafael.html on line 2
Arcangel Rafael - San Rafael Arcangel

Arcángel Rafael - San Rafael Arcángel

Ángeles de la curación


Venimos a curar el alma, la mente y el corazón, sabiendo perfectamente que a continuación se producirá la curación del cuerpo.
- Arcángel Rafael


Arcangel RafaelColor: Verde

Arcángel: Rafael, «Dios ha curado»

Hogar espiritual: Fátima, Portugal

Fíat: ¡YO SOY la resurrección y la vida de mi salud perfecta manifestada ahora!

Lo que puedes pedirle:

Dones espirituales

Integridad, visión espiritual, inspiración de la verdad.

Ayuda práctica

Curación del cuerpo, la mente, el alma y el espíritu; inspiración para el estudio y la práctica de música, matemáticas, ciencia y medicina tanto tradicional como alternativa; satisfacción de necesidades físicas tales como alimento, ropa, alojamiento, herramientas de tu oficio.

Problemas mundiales

Solución de las desavenencias entre naciones; curación de los heridos en campos de batalla; inspiración de nuevos remedios para curar enfermedades.

Arcángel Rafael

Se conoce al Arcángel Rafael como el ángel de la ciencia, el conocimiento y la curación. Cierto texto judío sostiene que le reveló a Noé el poder curativo de las plantas. Otro narra cómo curó a un hombre ciego y ató a un demonio. Los católicos le reverencian por ser el ángel que curó a los enfermos en el estanque de Betesda. El libro de Enoc explica que entre sus responsabilidades está la de curar las enfermedades y heridas de los hombres. El Arcángel Rafael trabaja con los ángeles de la curación y con María, Reina de los Ángeles, para sanar las enfermedades de cuerpo, mente y alma.

Cuando abordes un problema de salud física o mental, en primer lugar busca la ayuda del profesional adecuado, ya sea médico, quiropráctico o un especialista en salud mental. A continuación, pon a los ángeles a trabajar. Pídeles que eliminen cualquier energía negativa que esté causando esa dolencia. Luego, que coloquen su presencia sobre los profesionales de tu elección y que trabajen a través de ellos.

Mientras tanto, reza cada día a los ángeles solicitándoles curación y visualizando la luz curativa de Dios, de color verde esmeralda brilliante, en torno a la zona enferma o lesionada, saturándola. No te olvides de llamar siempre a los ángeles de la protección para que trabajen con los de la curación. A menudo hay que proteger el proceso curativo de fuerzas invasoras, desde cualquier tipo de infección hasta energía negativa.

Si rezas y no ves resultados inmediatos, no te des por vencido. El Arcángel Rafael ha explicado que no siempre es posible la curación física. Tal vez tu karma requiera que experimentes dolor o enfermedad física durante un cierto período. De todas formas, quizá tus oraciones sirvan para sanar las dolencias del alma y el espíritu que te condujeron a hacer el karma inicial.

Estate siempre preparado para ver resultados milagrosos. Nunca sabes cuándo tu oración o un acto de gracia puede retirar el karma, de manera que percibas el hermoso trabajo de los ángeles de la curación al reparar almas y cuerpos maltrechos.

María señala el camino

Margarita sabía que el cáncer de pecho era una de las principales causas de muerte en las mujeres de su edad, así que hacía todo lo correcto: se examinaba con regularidad y pasaba las debidas revisiones médicas. Pero, de no haber recibido ayuda de una fuente superior, tal vez le habría pasado desapercibido un bulto y quizá hubiera podido ser demasiado tarde.

Sanctissima, canciones a la bendita Madre MariaLlevaba tres semanas orando y cantando alabanzas cada día a la bendita Madre cuando recibió una prueba tangible de su presencia. «Me desperté en plena noche después de haber soñado que una bella mano iluminada bajaba de las nubes, señalando un bulto que no había notado anteriormente, justo debajo del pecho izquierdo, sobre una costilla», dijo. «Mis dedos estaban encima.»

El cirujano detectó en efecto un bulto, que extirpó inmediatamente. Aunque el tejido no era maligno, contenía algunas células anormales que podrían haberse vuelto cancerígenas si no las hubiera extraído.

Entre las oraciones que Margarita hizo estaba el Rosario para la nueva era, así como canciones y alabanzas a la bendita Madre, del álbum Santissima. Está convencida de que fue el poder de sus oraciones lo que permitió a la Madre María hacerle notar el bulto.

La Reina de los Ángeles reparte bendiciones de curación

Elizabeth Clare Prophet, dijo

A María, la madre de Jesús, se le conoce con el nombre de Reina de los Ángeles. Se le relaciona con miles de curaciones milagrosas, a destacar, en Lourdes, Francia; Medjugorje, Bosnia Herzegovina; y en otros lugares donde se ha aparecido. Muchos estudiantes de los maestros ascendidos han informado de curaciones producidas como consecuencia de las oraciones que recitaron a la Madre María y del Rosario escritural para la nueva era, que ella me transmitió en 1972.

El Rosario comprende el Padrenuestro y un Avemaría que se refiere a nosotros como «hijos e hijas de Dios» en lugar de «pecadores». En un dictado que dio a través de mí, María explicó que la función del Avemaría no es sólo reverenciar a la madre de Jesús sino también a Dios en la faceta de Madre. Así pues, al recitar el Avemaría uno accede a la energía y al poder de Dios en su aspecto femenino. María nos dijo que millones de ángeles responden cuando se recita el Avemaría.

Repítelo tres o más veces después de tus oraciones sinceras de curación o para recibir cualesquiera dádivas espirituales o físicas que precises.

Ave María, llena eres de gracia.
El Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios
ruega por nosotros, hijos e hijas de Dios,
ahora y en la hora de nuestra victoria
sobre el pecado, la enfermedad y la muerte.